Cuatro recomendaciones para una vida en balance

emily-campbell-161361

Una vida en balance no es una tarea fácil de lograr. Tener balance, mantener el equilibrio es fuente de bienestar personal, lograrlo requiere práctica. Sabemos que los extremos no son buenos, expresiones como Nada con exceso todo con medida, Ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre, dan cuenta de ello y encontrar el justo medio es un arte.

Veamos qué hacen los gimnastas, bailarines, equilibristas, qué hacen quienes tienen éxito en el arte del equilibrio? ¿Qué podemos aprender de ellos?

1. En primer lugar ponen atención, están  atentos a lo que ocurre en cada práctica, en el día a día. Reconocen cuándo están en su mejor momento. Aprende a identificar cuándo estás en tu mejor momento, qué puedes hacer para que esa experiencia se repita.

2. La segunda lección es el compromiso. Usan sus habilidades y talento para mejorar sus rutinas. La responsabilidad personal se trata de establecer metas y cumplir un plan para alcanzarlas. Piensa ahora mismo en tu mayor objetivo o reto, qué acción te comprometes emprender hoy para alcanzar tu meta y avanzar al siguiente nivel?

3. A continuación disfrutan la ejecución. Una de las formas de disfrutar es estar en paz, permanecer quieto en el interior.

El equilibrio es el estado perfecto del agua quieta.

Dejemos que sea nuestro modelo.

Permanece quieta en su interior y no se molesta en la superficie.

Confucio

4. También están conectados. Además de la conexión con ellos mismos, están en contacto con una barra, el piso, una cuerda y esos materiales llegan a ser una extensión de ellos.

Ahora mira dentro de ti y pregúntate, ¿En dónde está mi atención? ¿Qué es lo realmente importante para mí? ¿A qué me comprometo para estar en balance? ¿Qué necesito para estar en equilibrio? ¿Tengo una conexión conmigo?